Cabecera del espacio Lanzarote Natural, acceso al mapa web y volver al inicio
Ubicación de la isla de Lanzarote, datos de interés, eventos, Municipios, servicios de interés, información turísticaNaturaleza de Lanzarote, geografía, espacios protegidos, reserva de la Biosfera, senderos, volcanes, flora, fauna, zonas de acampada, TimanfayaPatrimonio Lanzarote, cultura, historia, folklore, artesanía, deportes típicos, tradiciones, fiestas, gastronomíaAlojamientos, centros de exposición, museos, hoteles, productos agroalimentarios, actividades al aire libre, centros de venta de artesaníaInstituciones, espacios y eventos, contacto, información de interés, productos agroalimentariosAsociación para el desarrollo rural de Lanzarote
PATRIMONIO: cultura, historia, deportes típicos, tradiciones, de los habitantes Lanzaroteños

Patrimonio

>>   Paisajes agrícolas

>>   La Cultura del agua

>>   Las Calderas

>>   El viento

>>   Los Castillos

>>   Ídolos y Ermitas

>>   Las Creencias Aborígenes

>>   La Presencia de la Iglesia Católica

>>   Casas y Palacios

>>   Las Construcciones Civiles

>>   Las Salinas

 

Paisajes Agrícolas

Bancales en el Valle de Temisa

>>    La Agricultura fue, junto con la Pesca y las Salinas, la principal actividad socioeconómica de Lanzarote hasta la década de 1960 y la llegada del Turismo.

La variedad de condiciones (climáticas, de tipo de suelo,etc.) en la Isla provocó que se creasen una serie de paisajes agrícolas capaces de proporcionar los necesarios medios de subsistencia, ya fueran destinados los productos al consumo interno o a los mercados exteriores.

Estos paisajes agrícolas, perfectamente adaptados al medio, constituyen uno de los grandes atractivos de Lanzarote, tanto por su valor estético como por el hecho de ser en algunos casos exclusivos de la Isla.

- El Jable:

El término jable derivaría del francés “sable”, que significa arena. Esta arena marina de origen organógeno que entra en la Isla por la Bahía de Penedo (situada al noreste de la isla), corre por la zona Centro de la Isla y llega al mar por la zona entre Playa Honda y Aeropuerto. Por esta franja de territorio llamada “corredor del jable” circula de forma constante transportada por el viento alisio, la arena de la Playa de Famara, cubriendo en su recorrido los suelos.

Históricamente aprovechado por la población aborigen, el Jable posee las mismas virtudes que la arena volcánica: retiene la humedad y protege la planta del Sol. Es por ello que se ha usado para el cultivo de varios productos, entre los que destaca la batata, muy apreciada en el resto de Canarias y en el Reino Unido, tradicional mercado de exportación. En los últimos tiempos también se plantan en jable melones, sandías, papas y otras hortalizas.

Este singular sistema se practica en la zona que abarca la mitad occidental del municipio de Teguise y el norte del de San Bartolomé.

Los campos de cultivo en jable se caracterizan por las bardas, unos setos construidos con paja de cereal preferentemente centeno, fijados en la tierra utilizados para proteger las plantaciones del viento, que en función de su orientación permiten incrementar la cantidad arena en el terreno o detener su flujo.

La productividad del Jable puede llegar a ser muy alta, llegando a dar hasta 8000 kg. de batatas por hectárea.

- Los enarenados naturales de La Geria:

Sistema de cultivo surgido a partir de las erupciones volcánicas producidas en Lanzarote entre los años 1730-36, en su franja sudoeste, las cuales conformaron un nuevo paisaje en la isla que cubrió una tercera parte de su superficie. Como consecuencia de estas erupciones gran parte de los terrenos más fértiles de la isla quedaron cubiertos por lavas, escorias y cenizas volcánicas, lapilli (denominado en la isla como rofe o picón), que produjeron una gran pérdida de suelo agrícola. Estas capas de ceniza volcánica tienen la capacidad de retener la humedad atmosférica (sereno o rocío), y protege las plantas del sol, además de evitar las malas hierbas, aspectos que no pasaron desapercibidos por el agricultor insular, el cual aprovechó estas características para instalar sobre estos materiales sus cultivos.

En la zona próxima a Timanfaya se llega a espesores de picón o rofe superiores a los 4 metros.

En los enarenados naturales, se planta sobre todo viñas, ejemplo de ello los tenemos en La Geria y en menor medida en el Malpaís de La Corona.

En los enarenados naturales se utiliza las superficies de lapilli naturales, cavándose hoyos o calderas de 1 a 1,25 metros de profundidad o más y hasta 6 metros de diámetro para aproximar los cultivos a los antiguos suelos fértiles , que permiten alcanzar la tierra y humedad bajo la arena. Además, el hoyo protege a la planta del viento de Lanzarote, para lo que también sirven los muros o zocos de piedra volcánica, perpendiculares a la dirección de los vientos dominantes. Una hectárea de enarenado puede acoger entre 250 y 300 plantas.

La importancia de estos sistemas está no sólo en el paisaje que conforman, sino además en que permite el desarrollo de una agricultura en un espacio con medias de precipitaciones anuales inferiores a los 200 mm.

- Los enarenados artificiales en malpaís:

La arena volcánica protege las plantas de la luz del Sol y del viento y retiene la humedad, permitiendo que crezcan.

Tras descubrirse esta cualidad en la zona de La Geria, se extendió a otros puntos de la Isla surgiendo los enarenados artificiales en zonas donde las erupciones no llegaron. Algunos de ellos están en malpaís, zona de coladas volcánicas del tipo “aa”.

Tras el acondicionamiento del terreno se depositaba una capa de tierra de entre 30 y 40 cm., después una pequeña capa de estiércol y luego 12-14 cm. de arena volcánica.

Los enarenados permitieron un cambio en los cultivos de la Isla, ya que de centrarse en los cereales se pasó a las legumbres, papas, batatas, calabazas y otras hortalizas en los enarenados artificiales, además de frutales y vid, cultivos predominantes (sobre todo la última) en La Geria al atravesar mejor la arena sus raíces. Se creó además un paisaje único en el mundo en el que predomina el color negro del lapilli sobre el que surge el verde de los cultivos y el marrón o negro de las rocas que actúan de protección contra el viento.

En estos paisajes aparece también la división de las fincas agrícolas realizadas a través de muros de piedra de diferentes alturas y que dejan entrever sobre el paisaje la distribución de la propiedad.

- Bancales:

Los bancales o terrazas son propios de los valles y barrancos del Macizo de Famara (valles de Haría, Temisa, Trujillo,…)

Se acondicionaron sus laderas formando terrazas por medio de la construcción de muros de contención y la adaptación del terreno para poder allanar la zona, con el fin de lograr la mayor retención posible del agua caída por las laderas en la superficie de cultivo.

Los cultivos son variados desde papas, leguminosas,…, hasta higueras.

- Gavias o Vegas:

Las gavias son otra forma de aprovechar el agua que cae por las laderas de barrancos y montañas.

Consisten en terrenos de cultivo con suelos profundos y fértiles que se forman al depositarse los sedimentos producidos por la erosión del agua de escorrentía. Se localizan en los fondos de los barrancos y están rodeadas por muros de tierra apisonada, a los que se conduce el agua de lluvias que discurre por el barranco mediante alcogidas, El agua depositada penetra en la tierra y luego asciende por capilaridad hasta la raíz de la planta.

El cultivo preferente era el de frutales como higueras y morales. Por desgracia, actualmente el cultivo en gavias ya no se realiza, y su utilización se centra en la extracción de polvillo para la realización de enarenados. Estas extracciones han provocado grandes impactos en el paisaje en zonas como Guatiza.

- Nateros:

De menores dimensiones que las gavias, y localizados justo en el cauce de los barrancos, crean un paisaje determinado por la presencia de terrazas de pequeños dimensiones realizadas para estancar tanto el agua de escorrentía como los sedimentos. Su construcción favorecía que una vez encharcado de agua el terreno, ésta seguía hacia el siguiente natero y así sucesivamente.

Los cultivos predominantes eran las higueras y cereales, como ejemplo revelador resaltar el barranco de Tenegüime.

- La cochinilla:

La cochinilla es un parásito de la tunera Opuntia ficus y del que, desecado y reducido a polvo, se extrae el carmín, un tinte natural de color púrpura de usos en Estética, Farmacia y Alimentación.

Tras haber sido en el siglo XIX uno de los principales cultivos de la isla, exportándose en grandes cantidades a Gran Bretaña, Francia y otros países, actualmente se centra en la zona de Guatiza y Mala. En estos pueblos se puede disfrutar de un paisaje donde predomina el color verde de miles de tuneras, en las que la cochinilla se coloca entre mayo y junio y, tras haber puesto las larvas, se recogen entre agosto y noviembre. La recogida se realiza por el sistema tradicional recorriendo las tuneras en su búsqueda con una cuchara y un recipiente para depositarla.

Visitas  11731