Cabecera del espacio Lanzarote Natural, acceso al mapa web y volver al inicio
Ubicación de la isla de Lanzarote, datos de interés, eventos, Municipios, servicios de interés, información turísticaNaturaleza de Lanzarote, geografía, espacios protegidos, reserva de la Biosfera, senderos, volcanes, flora, fauna, zonas de acampada, TimanfayaPatrimonio Lanzarote, cultura, historia, folklore, artesanía, deportes típicos, tradiciones, fiestas, gastronomíaAlojamientos, centros de exposición, museos, hoteles, productos agroalimentarios, actividades al aire libre, centros de venta de artesaníaInstituciones, espacios y eventos, contacto, información de interés, productos agroalimentariosAsociación para el desarrollo rural de Lanzarote
PATRIMONIO: cultura, historia, deportes típicos, tradiciones, de los habitantes Lanzaroteños

Patrimonio

>>   Paisajes agrícolas

>>   La Cultura del agua

>>   Las Calderas

>>   El viento

>>   Los Castillos

>>   Ídolos y Ermitas

>>   Las Creencias Aborígenes

>>   La Presencia de la Iglesia Católica

>>   Casas y Palacios

>>   Las Construcciones Civiles

>>   Las Salinas

 

Las Calderas

 Restos de calera en la zona de Janubio

>>    Lanzarote tuvo que autoabastecerse a lo largo de los últimos siglos de diversos productos. Uno de estos productos fue la cal, componente con el barro de la argamasa usada en la construcción de casas y salinas, y vital para arreglar las casas y protegerlas de la humedad y la acción del viento. Además, ayudaba a impermeabilizar los aljibes y a potabilizar el agua recogida en ellos.

La producción de cal no se destinó sólo a las necesidades de la Isla, sino que también se exportó a otras Islas, tanto en forma de caliche, o piedra de cal, como ya transformada.

La forma de obtener cal pasaba por la transformación del caliche, que podía quemarse durante uno o varios días en un horno o calera hasta obtener la cal, tras alcanzar temperaturas de entre 800 y 1.000 grados centígrados.

Dada la importancia de la cal, que llega a traducirse en un buen número de topónimos por la geografía insular, se pueden encontrar hornos y caleras en toda la Isla cerca de canteras, salinas y núcleos de población, si bien en desigual estado de conservación. La Unidad de Patrimonio del Cabildo ha inventariado un total de 32 caleras.

- Caleras de Órzola:
En el pueblo de Órzola podemos encontrar tres caleras, una de las cuales, situada detrás de la iglesia, protagonizó durante las fiestas de Santa Rosa de Lima, a finales de agosto de 2001, una exhibición del funcionamiento de estas instalaciones industriales realizada por sus antiguos trabajadores.

La exhibición empezó con la preparación del horno, que se cargó con el caliche y se tapó. Entonces se dejó todo preparado durante un día, y al tercer día se empezó a quemar el caliche con madera de bobo o aulaga, debiendo alimentarse continuamente la calera durante las 24 horas que tardó en producir un humo blanco, señal de que ya se había obtenido la cal.

- Caleras de Teguise:
Se trata de un conjunto de cinco caleras de piedra de volcán y barro construidas en el siglo XVIII, si bien destacaron a finales del siglo XIX y principios del XX.

Las caleras fueron restauradas entre 1999 y 2000, lo que permite apreciar mejor las características de estos restos de la arquitectura industrial de la Isla.

Situación: a unos 600 m. de la Villa de Teguise, a la derecha del antiguo Camino a la Caleta de Famara,entre la Ermita de San Rafael y la Montaña de Chimía.

- Caleras de Janubio:
Conjunto de cuatro caleras que se encuentran en Los Llanos de la Calera, junto a la Laguna de Janubio. El topónimo quizá se deba al hecho de que Janubio fue hasta las erupciones de 1730-1736 un fondeadero natural por el que salían, entre otros productos, cal y piedra de cal.

Situación: se accede por la antigua Ctra. Yaiza-Playa Blanca, encontrándose al sur de las Salinas.

Visitas  2926